Jornadas Vaciero

Actos de divulgación de la Firma

Retribución y responsabilidad de los administradores sociales

retribución

La Asociación Asturiana de Empresa Familiar (AEFAS) celebró el 23 de octubre la segunda sesión de su Escuela de Accionistas. La jornada, impartida por Vaciero, versó sobre la retribución de los administradores desde la perspectiva legal y su responsabilidad ante el Compliance. Además, en esta sesión, participó como ponente invitada María González Casielles, Controller y miembro del Órgano de Supervisión de Pasek España.

La Escuela, impulsada por AEFAS, y que cuenta con la colaboración de Deloitte y Vaciero, es una iniciativa de formación que nace con el objetivo de informar e instruir a fundadores, accionistas o futuros accionistas ayudándoles a comprender sus obligaciones, sus derechos y la mejor forma de ejercerlos. Se divide en seis sesiones en las que se buscará a través de un programa diferente al de una formación reglada ofrecer a los participantes soluciones prácticas a cuestiones que pueden encontrarse en su día a día.

Susana García, Abogada senior de Vaciero, y especialista en Derecho Penal, analizó un recorrido a través de las circunstancias que han de producirse para que surja la responsabilidad penal de las personas jurídicas y cuya condena implica importantes sanciones. La especialista en Derecho Penal destacó la importancia de que la empresa implante un modelo eficaz de prevención de delitos, lo que permite la atenuación o exoneración de la responsabilidad penal, procediéndose al análisis del contenido de un modelo de prevención.

En cuanto al papel fundamental que juega la figura del administrador social en torno a este tipo de delitos, Leticia del Estal, Socia de Vaciero en Derecho Mercantil y Societario, destacó que “es a éstos a los que les corresponde promover una verdadera cultura ética empresarial, y en consecuencia a quien corresponde la decisión de implementar un sistema de prevención de delitos dentro de su organización”. Además, Leticia advirtió de que “si no actúan cuando tienen la obligación de evitar un resultado dañoso para la sociedad, pueden infringir no solo los deberes inherentes a su cargo recogidos en la Ley de Sociedades de Capital, sino la obligación de controlar las fuentes de peligro y las personas subordinadas a ellos, todo lo cual se puede llegar a traducir en una eventual responsabilidad civil y penal para los mismos”.

Begoña González, Socia Vaciero en Derecho Mercantil y Societario, analizó los intereses que confluyen a la hora de determinar el sistema de retribución del gestor en una sociedad de capital, y en la que destacó “el interés del socio y que pretende maximizar el valor de lo invertido vía dividendos y evitar en todo caso que ese “beneficio” se escape de sus manos vía retribución desproporcionada del administrador; El interés de la sociedad, que buscará reducir costes, y entre ellos el que representa la remuneración de su administrador. Dicho de otro modo, la sociedad buscará que el gestor haga su trabajo de forma diligente y qué ello tenga la menor repercusión monetaria para la sociedad; y El interés del administrador (órgano individual o colegiado), quien, por el contrario, intentará obtener la mayor retribución posible por sus servicios a la compañía”.

Por último, María González Casielles, Controller y miembro del Órgano de Supervisión de Pasek España, hizo hincapié, dentro de su experiencia profesional, de la imperiosa necesidad de elaborar un documento en el que queden reflejados los riesgos penales, un modelo de prevención de delitos, así como la implementación de un código de conducta y un reglamento interno del responsable de Compliance, una figura que se antoja necesaria en cualquier compañía.