Jornadas Vaciero

Actos de divulgación de la Firma

Accidentes de trabajo: responsabilidad social, civil y penal

accidentes de trabajo

Belén Fraga e Iñigo Gorostiza analizaron en una jornada celebrada en la oficina de Oviedo de Vaciero la responsabilidad civil, laboral y penal de en el entorno de los accidentes de trabajo. Además, los expertos destacaron las principales obligaciones de las empresas respecto a la seguridad de sus trabajadores, así como las sanciones previstas tanto en material civil y laboral como penal que pueden acarrear los incumplimientos en materia de seguridad en el trabajo.

La jornada forma parte del ciclo de conferencias “Hoy con Vaciero”, en las que diversos expertos de la Firma tratarán distintos temas de la actualidad jurídica.

Belén Fraga, Socia Vaciero de Derecho Laboral, avanzó las principales obligaciones de las empresas respecto a la seguridad de sus trabajadores, concluyendo que son “numerosas”en lo que accidentes de trabajo se refiere. En cuanto a las más destacables, se encuentra la de “cumplir con toda la planificación preventiva, que implica adoptar cuantas medidas sean necesarias para la protección de la seguridad y salud de los trabajadores”, y en relación al trabajador, ha significado como más relevantes “las formativas e informativas en cuanto a los riesgos del puesto de trabajo, dotación de equipos de trabajo y protección”. En cuanto la Socia Vaciero de Derecho Laboral hizo hincapié en que “en el caso de que la Inspección de Trabajo detecte un incumplimiento, podrá imponer una sanción económica de acuerdo con el régimen de infracciones y sanciones previsto en la legislación laboral. Del mismo modo – recalcó – puede dar traslado al INSS para que inicie un expediente de recargo de prestaciones”. En cuanto a la jurisdicción social, Fraga incidió en que “el trabajador puede iniciar acciones para pedir una indemnización por daños y perjuicios como consecuencia del accidente”.

Íñigo Gorostiza, Socio Vaciero de Derecho Penal, realizó un recorrido por las responsabilidades penales que pueden acarrear los accidentes de trabajo. En cuanto a los acusados de un presunto delito contra la seguridad en el trabajo, Gorostiza destacó que “el Código Penal se refiere a los que están legalmente obligados a facilitar los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad y salud adecuadas. Lo que apunta directamente al empresario, pero junto a él también pueden ser acusadas otras personas como aquellas en las que el empresario delegue, los encargados del servicio de prevención, sea interno o externo, o el coordinador de seguridad en el caso de que concurran varias empresas en el mismo centro de trabajo”. En cuanto a que la imprudencia del trabajador pueda derivar en la supresión de responsabilidad para el trabajador en los accidentes de trabajo, el Socio Vaciero de Derecho Penal quiso destacar que “el empresario únicamente quedará libre de responsabilidad si la conducta del trabajador es singularmente temeraria o deliberadamente contraria a la mecánica laboral o supera de manera voluntaria, convirtiéndolas en inútiles, las medidas de seguridad establecidas”, tal y como recoge el Código Penal.

Por último, y en cuanto a las sanciones previstas, Gorostiza apuntó que “el delito doloso o intencional está castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses”. Además, Iñigo Gorostiza recalcó, que “si el delito se comete por imprudencia el artículo siguiente establece las penas de prisión de tres a seis meses y multa de tres a seis meses”. Y no quiso olvidar que “aunque el Código Penal no contempla estos delitos como uno de los que pueden dar lugar a responsabilidad penal de la persona jurídica, sí prevé que la persona jurídica se le impongan, además de las sanciones que procedan en el orden social, lo que se llaman «consecuencias accesorias» que tienen el mismo contenido que las penas, excepto la multa y la disolución”.